Carlos Alvarado, presidente de la República, firmó un decreto que declara emergencia nacional en los cantones afectados por los serios daños causados por las lluvias. 

ad

En la provincia de Heredia hay territorios afectados en Sarapiquí, Heredia, San Isidro y San Rafael. 

La iniciativa surge tras una recomendación de la Comisión Nacional de Emergencias. De esta forma, agregó el mandatario, “se pretenden facilitar los procesos de atención y reconstrucción”.

La Comisión Nacional de Emergencias reportó al 27 de julio, 2960 eventos, 323 deslizamientos y 2251 incidentes por inundaciones en 36 comunidades afectadas, de las 7 provincias. 2674 personas han sido movilizadas a 49 albergues temporales. 

El decreto de emergencia sería para las zonas afectadas en los cantones de las provincias de: Heredia (Sarapiquí, Heredia, San Isidro y San Rafael), Cartago (Turrialba, Paraíso, Cartago, Oreamuno, Jiménez, Alvarado y la Unión), Alajuela (San Carlos, San Ramón, Upala, Los Chiles, Guatuso, Palmares y Sarchí), Limón (Limón, Pococí, Guácimo, Matina, Siquirres y Talamanca), Guanacaste (Tilarán) y Puntarenas (Corredores, Quepos y Golfito).

Por su parte, la Cruz Roja, destacó 6 personas desaparecidas (2 fueron encontradas con vida en el sector de Sixaola y Guatuso, 2 personas lamentablemente fueron encontradas sin vida en Guácimo y Sarapiquí, además mantienen la búsqueda activa de dos personas más.

Costa Rica está en una de las regiones más vulnerables del mundo en relación a la afectación del cambio climático, por lo que este tema tiene que estar en el centro de nuestra agenda nacional, regional y global, ya que esto nos empobrece más y afecta a la población económicamente más vulnerable del país también.

No podemos dar la espalda a una realidad que nos golpea con tanta contundencia”, concluyó el mandatario Carlos Alvarado. 

LEER: Herediana resalta entre 14  mujeres declaradas Beneméritas de la Patria

LEER: ¿Cómo ordenar sus finanzas para hacer frente a los gastos de fin de año?  

LEER : FEUNA denuncia amenaza a vida silvestre por recortes al SINAC