Ella está luchando por su vida y estamos esperando que se pueda recuperar” esas son parte de las declaraciones que Daniel Calderón brindó a la prensa respecto al caso de Kimberly Suárez Narváez, oficial de la Fuerza Pública, quien recibió un disparo en la cabeza tras atender un caso de violencia doméstica en el cantón de Flores.

Calderón señaló que la prioridad ha sido brindar apoyo a la familia de Kimberly, así como a los oficiales que estuvieron presentes en el hecho el día de la intervención. 

 

 

 

LEER: 6 meses de prisión preventiva para sospechoso de disparar a mujer policía

LEER: 67% de la población afirma que su principal fuente de ingreso ha estado en riesgo ante escenario COVID-19

LEER: 4 de 52 detenidos por acoso sexual callejero son de Heredia