El Juzgado penal de San Joaquín de Flores ordenó seis meses de prisión preventiva para un  hombre de apellido Ruiz Juárez, sospechoso de dispararle en la cabeza a Kimberly Suárez Narváez, oficial de la Fuerza Pública, quien se encuentra delicada en el centro hospitalario. 

El hombre de apellidos Ruiz es investigado por amenazas contra una mujer, presuntos delitos de maltrato, incumplimiento de una medida de protección, resistencia agravada y tentativa de homicidio calificado; por lo que la Fiscalía de San Joaquín solicitó cárcel contra el individuo. 

Según información obtenida por la Fiscalía, el sospechoso mantuvo una relación de convivencia con una mujer, pero esta finalizó el 26 de agosto del 2020, ya que en apariencia, el imputado, golpeaba y ofendía a la víctima. Se sospecha que también la amenazaba con hacerla daños a uno de sus hijos”

Tras concluir la relación, la mujer solicitó medidas de protección, mismas que fueron otorgadas por el Juzgado de Violencia Doméstica el 27 de agosto anterior. 

“Se cree que el pasado 9 de enero, en horas de la tarde, el sospechoso entróa a la casa de la ofenida y empezó a agredirla, por lo que, ante una alerta de terceras personas, tres oficiales de Fuerza Pública se presentaron al lugar e ingresaron a la vivienda. Uno de los policías intentó detener al imputado, sin embargo, este forcejeo con él y logró despojarlo de su arma de reglamento. De esta manera presuntamente, el apuntó en la cabeza a una de las oficiales y le disparó” detalla el comunicado de prensa del Ministerio Público. 

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, se refirió al caso de la oficial compañera. Calderón sostiene que sigue siendo una lesión de gravedad pero está estable y sigue luchando por su vida. 

LEER: 67% de la población afirma que su principal fuente de ingreso ha estado en riesgo ante escenario COVID-19

LEER: 4 de 52 detenidos por acoso sexual callejero son de Heredia