El contexto actual de la pandemia motivó un  aumento significativo del teletrabajo. Algunas personas consideran que la modalidad les genera una sobrecarga laboral.
 
Consultamos el tema con Alexa Palacios Trejos, quien es funcionaria del Consejo de Salud Ocupacional y Licenciada en Psicología.
 
Para poder hablar de sobre carga laboral primero hay que definir que es una carga laboral; la carga laboral tiene 2 factores: el primero son las exigencias del trabajo, las cuales pueden ser mentales, cuantitativas, emocionales o de responsabilidad, y el otro factor son las habilidades o recursos que cada persona dispone para hacerle frente a esas exigencias” explicó la Licenciada en Salud Ocupacional. 

La especialista señala que cuando se  habla de una sobrecarga de trabajo, se quiere decir que el nivel de exigencias sobrepasan las capacidades que tiene la persona trabajadora para desarrollarlo.

Una vez identificada la situación es importante valorar varias realidades. ¿Cuenta con los recursos necesarios para ejecutar su teletrabajo?

ad

Para Alexa Palacios la sobrecarga laboral puede ser producto de la carencia de esos recursos, la velocidad del internet, un computador más lento, entre otros factores inciden en que las tareas demanden más tiempo de lo que usual. A su vez destaca  que el estar en casa teletrabajando implica para muchas personas otros recargos propios del hogar, como por ejemplo el cuido de los niños que antes de la situación actual estaban en clases presenciales.

La especialista resalta que la organización del tiempo es clave, por ello recomienda una planificación adecuada. 

Consecuencias si se detecta una sobrecarga laboral

La sobrecarga laboral va más allá de un asunto de cumplimiento o no de todas las tareas asignadas, también hay que tomar en cuenta el elemento salud.

Como consecuencia se pueden dar problemas en las relaciones interpersonales, tanto con las personas que convive, como con los compañeros de trabajo; es decir se empiezan a dar roces pues al sentir una  sobreexigencia, esa carga de que siempre  se está ocupada, genera irritación, trastornos alimenticios, problemas de sueño,  agotamiento, desconcentración, desmotivación por el trabajo y  si esto no se atiende de la manera adecuada puede detonar un estrés laboral, en el la persona trabajadora se enferma por las condiciones y contenido de su trabajo” enfatizó Palacios.

¿Cómo evitar las sobrecargas laborales? Recomendaciones para las personas teletrabajadoras

  • Optimizar las horas de trabajo. Organizar y esquematizar tareas: Escribir una lista de las tareas diarias. Definir cuál o cuáles son las tareas de mayor prioridad en el día (la más urgente e importante). Ponerle a las tareas  fecha límite para dar un seguimiento a las mismas.
  • Utilizar elementos visuales: hay personas que son más visuales por lo que les resulta colocar papeles de colores destacando la prioridad de las tareas, generando satisfacción y motivación al quitarlos o tacharlos una vez que se cumplen las tareas.
  • Planificar el día en bloques: por ejemplo en las mañanas hago llamadas y en la tarde contesto correos. Los especialistas sostienen que estar cambiando constantemente de una actividad a la otra se pierde tiempo de producción.
  • Programar los días de la semana: si se van a enviar  cotizaciones, definir un día para ello; hacer lo mismo con otras tareas para optimizar los resultados.
  • Analizar si se cuenta con las herramientas necesarias para el trabajo: en caso que no, se debe comunicar a la parte patronal u organización.
  • Delegar funciones: apoyarse en los compañeros.
  • Evitar distracciones: como el celular y redes sociales.
  • Utilizar recordatorios externos: de esta manera no exceder la capacidad de la memoria. Que la alarma le recuerde la hora de un receso, de llamar a un proveedor, etc
  • Pausas: En la medida posible hacer pausas antes, durante y después del trabajo.
  • Respetar los tiempos de descanso y la desconexión: tener los espacios para un sueño adecuado, para compartir con la familia o se conviva, por ejemplo

Recomendaciones para las organizaciones u empresas

  • Identificar que es lo que originó la sobrecarga laboral: si es que no hay una correcta organización del tiempo, o planificación adecuada o si es un por un tema de recursos, entre otros.
  • Revisar dentro de la organización todas las tareas: para asegurar que la planificación es la debida.
  • Analizar los diseños de puestos: en ese diseño se indica cuáles son las cargas de trabajo que la persona va a tener.
  • Asegurar que los colaboradores cuenten con todos los recursos y herramientas necesarias.
  • Fomentar el trabajo en equipo para balancear las cargas.
  • Mantener una comunicación clara y fluida con las personas trabajadoras.
  • Promover acciones de incentivos y reconocimientos.
  • Promover pausas activas y descansos.
  • Impulsar capacitaciones dirigidas a las habilidades y destrezas de las personas trabajadoras.

El Consejo de Salud Ocupacional elaboró una Guía de Prevención de Riesgos en el Teletrabajo para verificar las condiciones mínimas que deben tener las personas teletrabajadoras para acogerse a la modalidad y de esta manera velar por ese bienestar físico y mental. Por otra parte impulsan una campaña informativa para aprender a teletrabajar de la manera correcta.

Más información en: https://www.cso.go.cr/divulgacion/campanas/teletrabajo.aspx

 

LEER: Entre los 20-24 años se concentra la mayor cantidad de afectados por COVID-19 en Heredia

LEER: 8 de los 23 fallecidos por COVID-19 padecían de hipertensión y diabetes