Las plagas de cucarachas, hormigas, u otros insectos o roedores hacen que las personas acudan a contratar servicios de fumigación en su hogar o espacios de trabajo. ¿Sabía que los plaguicidas que se utilicen para dicho fin deben contar con una autorización y registro ante el Ministerio de Salud?.¿Sabía además que quienes realizan labores de manejo y uso de plaguicidas deben contar con una recomendación médica para desempeñar dicha labor? 

ad

El Consejo de Salud Ocupacional (CSO) del Ministerio de Trabajo en el marco del proyecto “Promoción de la Salud Ocupacional en el Sector Agrícola” reitera la importancia de conocer el alcance de tres reglamentos: 

Disposición para personas ocupacionalmente expuestas a plaguicidas: es un reglamento del Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo, de enfoque preventivo, vigente desde el año 1988, con modificaciones en el 2014 y en el 2018. En este se establece la prohibición de que ninguna persona puede realizar labores de manejo y uso de plaguicidas si no tiene la recomendación médica por escrito en la que se indica que tiene las condiciones de salud para trabajar con estos productos. 

Es por ello que se debe realizar a la persona un examen preexposición, este es de carácter preventivo en el que se determina si la persona es apta o no para el trabajo con plaguicidas, ya que identifica algunas patologías que le hacen incompatibles para trabajar con estos productos.

Es importante destacar que todos los plaguicidas tienen un grado de peligrosidad, es algo intrínseco del producto y puede intoxicar a la persona trabajadora. Estos exámenes analizan la función renal y la función hepática, si nuestro hígado no está bien no podría hacer frente a una intoxicación, de esta manera se cerciora que las personas no tengan enfermedades o patologías que le hagan incompatibles ”, explicó Elizabeth Chinchilla Vargas, coordinadora del área de agricultura del CSO. 

Por otra parte,  se puntualiza la importancia de efectuar exámenes periódicos anuales, esto con el fin de dar seguimiento al estado de salud; se repiten los mismos procedimientos que se hicieron en el examen preexposición; así mismo se hace una evaluación de las secuelas, es decir, verificar si la persona ha sufrido alguna intoxicación con plaguicidas. 

Chinchilla recordó que el Consejo de Salud Ocupacional brinda asesoría técnica e información en el tema. Mientras tanto, el patrono es el responsable de implementar las medidas en los centros de trabajo y la persona trabajadora debe de acatar las medidas de prevención. 

El segundo reglamento regula la actividad de control de plagas mediante la aplicación de plaguicidas de uso doméstico y profesional: en este se regula la actividad de las empresas fumigadoras que brindan el servicio en los hogares, empresas e instituciones.

El reglamento establece que las empresas controladoras de plagas cumplan con una serie de medidas de salud y seguridad tanto para proteger a las personas trabajadoras como a los clientes. Los plaguicidas domésticos y plaguicidas profesionales deben ser registrados y autorizados por el Ministerio de Salud, ya que estos deben cumplir con ciertas características” agregó Chinchilla.  

¿Cómo garantizar que la empresa o profesionales que se contratan para un servicio de fumigación cumplen con los requerimientos necesarios?

Es importante recalcar que deben contar con un permiso sanitario de funcionamiento, el cual establece el cumplimiento de una serie de medidas establecidas por el Ministerio de Salud. 

Una recomendación es pedirle a la empresa que le entregue copia de la etiqueta y del panfleto del producto que va a aplicar, ya que allí se detalla el número de registro del Ministerio de Salud, así nos aseguramos que la toxicidad de los plaguicidas sea baja; si es un registro del Ministerio de Agricultura ese producto no se puede utilizar en la casa, hoteles y centro de recreación ya que están autorizados para el uso en la agricultura y no son de uso doméstico, ni profesional”, explicó Elizabeth Chinchilla, coordinadora del área de agricultura del CSO. 

Chinchilla agregó que los plaguicidas tienen categorías y que los productos de uso doméstico son de etiqueta verde, amarilla o azul pero nunca de etiqueta roja ya que son productos con una toxicidad más alta. 

El reglamento de salud ocupacional en el uso y manejo de agroquímicos: en este se incluyen plaguicidas, fertilizantes y coadyuvantes, y se establecen todas las medidas de salud ocupacional para realizar las mezclas, lo que corresponde a la aplicación, lavados de envases, almacenamiento u otros; es decir, la intención es aplicar todas las medidas de protección con el fin de proteger la vida y la salud de las personas trabajadoras.  

En este reglamento se exige el cumplimiento de una serie de medidas entre ellas:  las personas que aplican plaguicidas deben tener un baño para bañarse después de la jornada de aplicación, la ropa de trabajo tiene que ser lavada en el mismo centro de trabajo. Además se establecen prohibiciones como almacenar esos productos en envases que contenían refrescos o productos alimenticios para evitar que se de alguna intoxicación en forma accidental. También se prohíbe que menores de 18 años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, personas analfabetas, con lesiones en la piel  o con alguna discapacidad intelectual realicen labores o manejo de uso de agroquímicos”, añadió la coordinadora del área de agricultura del Consejo de Salud Ocupacional. 

Cabe destacar que mientras la persona realiza las labores de manejo y uso de agroquímicos pueden tener alguna intoxicación aguda, provocando síntomas como ardor o picazón en la piel, dolor de cabeza, mareos, malestar en el pecho, vista nublada, náuseas, diarrea, dolor de estómago, vómitos, calambres, dificultad para respirar y  convulsiones, entre otros. 

Si se da algún síntoma que indique que la persona tiene una intoxicación se debe trasladar para recibir atención médica en forma inmediata, el CSO sugiere entregar al médico la etiqueta o la Ficha de Datos de Seguridad del agroquímico con el fin de que conozca  con qué productos se estaba trabajando. 

También pueden haber efectos a largo plazo, pero esto ocurre con la exposición más prolongada al plaguicida, por esta razón se debe cumplir con la aplicación de los exámenes médicos sugeridos y mencionados anteriormente. 

Cuando hablamos de salud ocupacional en este tema, es una responsabilidad social, moral y legal que tienen las personas empleadoras para las personas trabajadoras, pero es una responsabilidad compartida, tanto patronos como la persona trabajadora y la población en general, debemos tener conciencia de que estamos hablando de productos que tienen un grado de peligro, por lo que es trascendental crear una cultura de cumplimiento de las normativas señaladas”, concluyó Elizabeth Chinchilla, coordinadora del área de agricultura del Consejo de Salud Ocupacional. 

 

LEER: No se pierda la gala inaugural de la navidad en Oxígeno

LEER: Hospital de Heredia traslada atención diferenciada de respiratorios al área de Salud Cubujuquí

LEER: (VIDEO) Agentes detienen en Heredia a hombre sospechoso de venta de droga

ad