ad

La Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental consiguió que se ordenara una medida cautelar en contra de la Municipalidad de Belén, como parte de una investigación por los presuntos delitos de disposición ilegal de residuos. 

Tras la petición de este despacho, el Juzgado Penal de San Joaquín de Flores ordenó la paralización y cierre del vertido ilegal de aguas crudas residuales del Residencial Bosques de Doña Rosa al río Virilla, así como la prohibición de verter aguas residuales por cualquier otra propiedad. También se les impuso la medida cautelar de instalar una planta de tratamiento para dichas aguas en ese residencial, para lo cual cuentan con un plazo de seis meses. 

El Juzgado Penal señaló que, mientras se cumple con esa instalación, la Municipalidad debe gestionar la contratación de un tercero o empresa debidamente autorizada por el Ministerio de Salud, para el debido tratamiento de aguas residuales.

El caso continúa en investigación, bajo el expediente 21-000011-0611-TP.
 
Fotografía ilustrativa. 

LEER: Mario Ruiz renuncia a gerencia médica de CCSS y regresaría al Hospital de Heredia

LEER: Suspensiones de agua potable afectarán a más de 136 mil heredianos

LEER: Campaña “Volvamos a levantarnos” – Empresas del sector turismo Banco Nacional de Costa Rica