Este miércoles 24 de febrero, partió desde Moín, en Limón, hacia la ciudad portuaria de Valencia, España, el tercer contenedor de palmito de pejibaye envasado por pequeños productores de la provincia de Heredia, específicamente de Horquetas de Sarapiquí.

La organización trabajó de la mano del Instituto de Desarrollo Rural (Inder), del Consejo Nacional de Producción (CNP) y del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), para superar la crisis de mercado de 2019 y la pandemia de 2020, logrando un contrato con la firma Hispanotica SL., que les permitirá exportar al mercado español durante cinco años. 

El grupo exportador está integrado por 45 pequeños productores de Guácimo de Limón y de Horquetas de Sarapiquí, quienes conforman CoopeHorquetas.

En total, los miembros de la cooperativa cultivan 400 hectáreas de palmito y la meta es exportar 47 mil frascos de palmito al mes, durante cinco años, cumpliendo con las estrictas normas de inocuidad europeas, explicó Wilberth Barrantes Vargas, gerente de CoopeHorquetas, R.L.   

Estamos iniciando con dos contenedores, pero la meta es exportar cuatro contenedores por mes. Es una cadena de trabajo que beneficia a muchas personas, desde agricultores hasta transportistas y quienes laboran en la planta”, detalló Barrantes. 

Este tercer embarque de la cooperativa representa un logro del trabajo articulado con el MAG, el CNP y con el INDER. Estas familias están consolidando un mercado, dando valor agregado a su producto y confiamos en que esta relación comercial se extienda por muchos años”, manifestó el ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado Rivera. 

La cadena para sostener las exportaciones de palmito beneficia a unas 300 familias, que en el año 2019 enfrentaron una crisis de comercialización, agravada en 2020 por la COVID-19.

LEER: INA efectuó la apertura oficial del Centro de Desarrollo Empresarial en Heredia  

LEER: 30 personas de la provincia herediana podrían obtener becas de estudio de un 100%

LEER: OIJ Heredia alerta de asaltos a la altura del puente Alfredo González Flores