Por primera vez en casi 60 años de contar con áreas silvestres protegidas, Costa Rica dispone de una nueva categoría denominada Parques Naturales Urbanos (PANU), cuyo objetivo es conservar ecosistemas en la ciudad, bosques urbanos en riesgo y la salud física y mental de las personas.

 El anuncio fue dado a conocer este miércoles 24 de febrero en el Parque Ecológico La Colina de Curridabat, –uno de los ecosistemas a ser oficializados en esta categoría–, tras la firma del decreto ejecutivo N° 42742-MINAE suscrito por el presidente de la República, Carlos Alvarado y la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza. 

Liderada por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la iniciativa busca preservar hábitats remanentes, capturar carbono, estimular la recreación y ecoturismo; propiciar la conectividad biológica con la trama verde de la ciudad y sus ríos, y prevenir desastres naturales.

 A partir de hoy el país mejora su  sistema de áreas protegidas, ahora con 10 categorías de manejo.Luego de crearse la primera Área Silvestre Protegida (ASP) en 1963, la conservación se concentró en la protección de las riquezas naturales en entornos rurales. Ninguna de las categorías existentes hasta ahora consideraba las necesidades de espacios naturales urbanos.

Esta nueva categoría de manejo permitirá enfocar las estrategias de conservación en las necesidades específicas que tienen los espacios amenazados por el crecimiento urbano no planificado. Es parte de los esfuerzos por subsanar la deuda histórica que tiene el país con la protección medioambiental en las ciudades”, afirmó el presidente Carlos Alvarado.

Lo más apasionante de este proceso es atestiguar cómo Costa Rica lidera una nueva economía descarbonizada, un camino que el mundo debe seguir en este momento de la historia que nos tiene asediados, por un lado, con una crisis de salud global que está disparando la pobreza, el desempleo y la violencia contra mujeres y niñas; y por otro lado, con una emergencia climática acelerada que pone en riesgo la sobrevivencia de la humanidad. De ahí la urgencia de construir ciudades verdes y sanas que proporcionen seguridad y oportunidades de desarrollo socioeconómico”, aseguró José Vicente Troya Rodríguez, representante residente de PNUD en Costa Rica.

 La creación de Áreas Silvestres Protegidas bajo la nueva categoría  será liderada por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), donde se creará el Programa Nacional de Parques Naturales Urbano. Para ello, deberá contar con un estudio técnico y un proceso participativo con las comunidades, municipalidades y personas propietarias de tierras privadas. Estos nuevos Parques podrán ser en tierras públicas, privadas o mixtas.

 Además, se buscará dinamizar la economía local con actividades productivas de bajo impacto. El decreto define que los gobiernos locales podrán dar incentivos para la adhesión voluntaria de propiedades privadas a la nueva categoría, y así promover la protección y uso sostenible de sitios naturales claves en sus cantones.

LEER: OIJ Heredia alerta de asaltos a la altura del puente Alfredo González Flores

LEER: INA efectuó la apertura oficial del Centro de Desarrollo Empresarial en Heredia  

LEER: 30 personas de la provincia herediana podrían obtener becas de estudio de un 100%