El Hospital San Vicente de Paúl se sumó a los esfuerzos de otros centros hospitalarios y habilitó un área UCI COVID-19 en el tercer piso. La decisión de que funcione de manera dual la tomó la gerencia médica de la Caja Costarricense de Seguro Social; de esta manera el centro médico apoya la red de servicios de salud en la atención de pacientes COVID-19,  mientras que mantiene la atención de otras patologías.

Dentro de la redistribución del hospital se destaca la reubicación de servicios de cirugía, ginecología y obstetricia al piso cuarto, con la finalidad de hacer uso del tercer piso para este tipo de atención.

Se habilitaron 14 camas UCI COVID-19, esto implicó una redistribución de médicos especialistas en apoyo al médico intensivista, así como personal de enfermería y asistentes de pacientes entre otros” resaltó la doctora Priscila Balmaceda, directora del hospital San Vicente de Paul. 

A  pocos días de ser habilitada, la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Heredia está en su máxima capacidad, registra ya 14 pacientes COVID-19, de los cuales uno está en estado crítico y 11 en estado severo, así lo informó el área de comunicación ante la consulta de nuestro medio.   

Para la implementación de la estrategia, el hospital adquirió equipo médico como monitores y ventiladores, ambos necesarios para la correcta atención de los pacientes. Las autoridades anunciaron que en las próximas semanas se habilitarán 36 camas de pacientes leves a moderados. 

El gerente médico de la CCSS, doctor Mario Ruíz Cubillo, recordó que la respuesta de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a la pandemia se brinda en toda la red de servicios de salud y este esfuerzo del HSVP responde a la estrategia de ampliación de la capacidad institucional frente al  COVID-19.

 

LEER: San Isidro inaugurará pronto nueva Área de Salud

LEER: Fusión visionaria consolida a Coopealianza en el mercado costarricense

LEER: CINPE- UNA logra importante reconocimiento internacional en sus 25 años de trayectoria