Esta guerra contra el coronavirus la ganaremos apoyando a nuestro personal sanitario, uniéndonos como sociedad y enfrentándolo juntos, es un asunto país” con este contundente mensaje las autoridades de salud de Costa Rica hacen un llamado al país para concienciar sobre la importancia de acatar acciones preventivas contra el COVID-19. Reiteran que el nuevo coronavirus se contiene con distanciamiento social y se mata con agua y jabón. 

Se sabe que este virus es bastante contagioso, incluso más que la gripe para la cual nuestro organismo tiene algo de inmunidad. “Frente a este nuevo virus, nuestro organismo está desprovisto de armas para defendernos” explicó la doctora Marcela Hernández, pediatra e infectóloga del Hospital Nacional de Niños. 

El  Ministerio de Salud  ha dictado lineamientos para restringir la circulación masiva de personas y así mitigar el riesgo de transmisión del virus, los esfuerzos se concentran en contener la velocidad del contagio. 

Hernández  explicó que cada persona enferma puede contagiar al menos otras dos personas y estas dos personas a su vez afectarán otro número similar, por lo que la cifra se multiplica muy rápido cada vez que hay un nuevo enfermo.  

Según los reportes de Wuhan, en China cada 7,5 días se duplicó el número de casos. El doctor Román Macaya, Presidente Ejecutivo de la CCSS, ha sido vehemente en decir que los esfuerzos del sistema sanitario son insuficientes si la población no acata la medida de distanciamiento social. 

La idea es mantenerse el mayor tiempo posible en la casa y salir cuando sea estrictamente necesario”, sea para trabajar, hacer compras imprescindibles o hacer gestiones personales urgentes. Esto significa que “no se debe asistir a eventos masivos, ni actividades sociales, sean familiares o con amistades u otra índole”, enfatizó el doctor Mario Ruiz, Gerente Médico de la CCSS.