Tras muchos años de espera, la población de San Isidro observa con entusiasmo el inicio de la construcción de la nueva sede de área de salud de ese cantón. La inversión en esta infraestructura es cercana a los ¢8.200 millones y beneficiará a unos 25 mil habitantes de la provincia herediana.

La propuesta inicial del anteproyecto arquitectónico consideró tres edificios por la particularidad geométrica del terreno en que se ubica; tendrá un área de unos 4.500 metros cuadrados de construcción, contará con estándares de primera calidad, diseño antisísmico y acatará el cumplimiento de la Ley 7600.

La doctora Ana Virginia Leal, directora del área de salud San Isidro, manifestó que el levantamiento de esta nueva infraestructura permitirá el descongestionamiento de los servicios del hospital San Vicente de Paúl, y se solventarán los problemas de hacinamiento, inseguridad e incomodidad con la que se ofrecen los servicios, en la actualidad.

Por su parte, el ingeniero Jorge Granados, director de Arquitectura e Ingeniería de la CCSS, enfatizó que se fortalecerán los servicios de primer nivel de atención que reciben los habitantes de las comunidades heredianas de San Francisco, Concepción de San Isidro, Concepción San Rafael, San José y San Isidro. Granados subrayó que serán instalaciones más cómodas, seguras y espaciosas que permitirán elevar la calidad y la oportunidad en la prestación de los servicios.

La obra se construirá bajo el modelo “llave en mano”. La empresa constructora a cargo es EDICA LTDA y estiman su puesta en marcha para el segundo semestre del próximo año.