La reducción de la tasa de natalidad y el hecho de que el grupo etario que más crece es la población adulta mayor, hace que algunos países implementen en sus ciudades espacios amigables con los habitantes más longevos.

 Pero, ¿qué tan buenas son las condiciones para que las personas de la tercera edad vivan  en una ciudad como Heredia? La respuesta a esta interrogante la arroja un proyecto de investigación de las Escuelas de Geografía y Biología de la Universidad Nacional (UNA); el estudio determinó que Heredia tiene una amigabilidad media con tendencia a baja, lo que implica retos importantes. 

De los 18 697 residentes de la ciudad de Heredia un 16,5% son adultos mayores (más de 65 años) lo que está muy por encima de la media nacional que es de 10,8% y de la mundial que es de 11%, es decir, hay más adultos mayores viviendo en Heredia que en todo el país en general; de allí la importancia de adaptar las ciudades al futuro, el cual será bastante diferente en cuanto a grupos etarios” puntualizó Marvin Alfaro Sánchez, profesor e investigador de la UNA. 

Alfaro quien cursó una maestría de Manejo Sostenible en Suecia, hizo un trabajo investigativo para determinar qué tan buena era la ciudad de Malmö para que las personas de la tercera edad vivieran en ella. Al regresar a Costa Rica y cursar una maestría en Sistemas de Información, decide replicar el trabajo investigativo en las ciudades de Heredia y San José, iniciativa en la que se involucraron otros profesionales de la Universidad Nacional.

Los especialistas analizaron 27 indicadores y 4 variables en la Ciudad de Heredia (distrito central), entre ellas la calidad de los barrios y aceras, el acceso a las áreas verdes, al transporte público y a los servicios. La evaluación se centró en 5 categorías: muy mala, mala, media, buena y muy buena. 

En el caso de Heredia resultó que tiene una amigabilidad media con tendencia a baja, es decir, no es buena ni muy mala. Lo que está en la categoría mala es el acceso a áreas verdes y al transporte público; la Organización Mundial de la Salud recomienda que cada persona tenga acceso a al menos 10 m² de área verde, hicimos el cálculo en Heredia y apenas llega a 2 m², es decir solo tiene un quinto del valor mínimo recomendado por la OMS. Por otra parte el transporte público no cuenta con una red de buses que conecte los diferentes puntos de la ciudad, evidenciando la necesidad de un sistema de comunicación interno” subrayó Alfaro. 

En cuanto a los aspectos más positivos de la investigación, el académico resaltó la variable de servicios: “hay una buena distribución de los servicios en casi toda la ciudad de Heredia, las personas de la tercera edad no tienen que desplazarse mucho para acceder a un supermercado, verdulería y farmacia”, agregó. 

Los investigadores de la Universidad Nacional pretenden que los resultados del estudio se conviertan en un valioso insumo para los tomadores de decisiones.El estudio permitirá que las autoridades locales tengan un criterio científico de dónde y en qué rubros invertir recursos de acuerdo a demandas establecidas. 

Hay un nivel de detalle de información bastante útil, los indicadores se sobreponen en mapas geográficos; por ejemplo si la municipalidad va a invertir en aceras, hay un diagnóstico de cómo está la situación física de la ciudad de Heredia.Hicimos un muestreo en 87 puntos en los que se midió calidad de aceras, flujo vehicular, nivel de ruido, entre muchos otros aspectos”, enfatizó Marvin Alfaro.

Los resultados de la investigación se han presentado en distintos congresos y seminarios. El investigador comentó que también existe una anuencia e interés del gobierno local de Heredia para conocer el estudio en detalle.

UNA propone la creación de un bulevar en Heredia

Tras los resultados del proyecto de investigación “Amigabilidad de la Ciudad de Heredia con los Adultos Mayores”  los académicos efectuaron varias recomendaciones, entre ellas resalta la creación de un bulevar que inicie en la UNA hasta el estadio Eladio Rosabal Cordero. 

El bulevar tendría múltiples beneficios, la propuesta es que en ese espacio se siembren árboles, se coloquen zonas de descanso o áreas de reunión, refugios bajo techo para resguardarse ante las inclemencias del tiempo, así como servicios sanitarios; de esta manera se amplía el área verde, se baja el nivel de ruido y contaminación.Es importante que las áreas no solo se orienten hacia el uso de los carros, está demostrado que los espacios públicos ayudan a mejorar el nivel de vida de la población” destacó el investigador Marvin Alfaro.

Alfaro sostiene que a veces se dan percepciones erróneas al aducir que quitar una calle provocaría un mayor colapso vial. A su juicio, el incentivar un espacio público para los transeúntes en amalgama con una buena planificación permitiría tener menos problemas de tránsito y mayores beneficios para la calidad de vida de las personas en general. 

Los especialistas de la UNA recomiendan a su vez la inversión en la calidad de las aceras y  más áreas verdes que le permitan a la población estar en contacto con la naturaleza.

Según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la población adulta mayor  en Costa Rica se triplicaría en los próximos 30 años, pasando de 316 mil personas en el 2012 a más de 1 millón en el 2050. Con este aumento la población adulta mayor sobrepasará a la de niñas y niños (0-14 años) después del 2020.El proyecto impulsado por la UNA  “Amigabilidad de las Ciudades con los Adultos Mayores” se enfoca en la importancia de ir adaptando las condiciones en respuesta a esos cambios demográficos. 

LEER: Santo Domingo aumenta de manera significativa su tasa de contagio covid-19

LEER: Primer rescate Bienestar Animal de Heredia es ahora una perra de terapia

LEER: (VIDEO) Juan el vecino más longevo de Heredia cumplió 107 años