Con un cuento y dos cortos de animación la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) lanza una campaña en redes sociales para que los adultos les expliquen a los niños por qué las familias ya no pueden interactuar como antes y la importancia de lavarse las manos con tanto cuidado.

En la campaña se invita a los niños a expresar su cariño durante la cuarentena a través de cartas, en las que pueden felicitar a sus familiares por el día del padre o motivar a los enfermos que están en el hospital dedicado a los enfermos de la covid-19.

Una vez hechas las cartas o las tarjetas los padres de familia o encargados pueden tomarle una foto o hacer una imagen escaneada y enviarla al administrador de comunidades digitales (community manager) Alí Dinarte al correo ardinarte@ccss.sa.cr  Allí serán integrados para hacer un mural para el hospital.

Animados para disfrutar y aprender

El cuento de la historia de “Vale y Omar”, es de dos vecinos que descubren la importancia de mantener la distancia física y optan por enviar cartas, explica además la llegada del coronavirus y pone a los niños en actitud de defensa sanitaria para comprender la ausencia de abrazos y besos.

Los animados explican la importancia de la distancia física para evitar el contagio y buscan hacer muy evidentes ese concepto en las situaciones comunes de la cotidianidad.

“El enfoque de comunicación es usar esta técnica para conectar un momento de ocio en tono de juego con una situación de aprendizaje” señala Gabriela López, jefe del área de mercadeo social de la CCSS. 

La técnica de animación aprovecha la empatía con los niños en el ambiente y los personajes para acercarlos a los hechos reales y a los valores de salud para educarlos en las buenas prácticas de salud.   Los trabajos los realizó, en el área de Mercadeo Social, Carolina Jarquín productora audiovisual de la Universidad de Costa Rica y graduada de la escuela de animación del Instituto Nacional de Aprendizaje.  Ella escribió el guión, realizó la animación y la edición.  

La Dirección de Comunicación Organizacional de la CCSS ha llevado a cabo diferentes esfuerzos para romper con géneros informativos tradicionales y ha explorado distintas formas de eduentretenimiento para distintos grupos poblacionales.

Según las experiencias de entretenimiento aplicadas en mensajes de salud las propuestas de historias animadas captan fácilmente la atención de las audiencias y proporcionan elementos de conocimientos que les permiten reconocer y poner en práctica hábitos saludables.

Según la Organización Mundial de la Salud la metodología ha encontrado hallazgos relevantes: gracias a la conexión lúdica con el mensaje animado los niños pueden iniciar la búsqueda de sus emociones y sensaciones, al tiempo de que aumentan la capacidad imaginativa y creativa para entender la realidad.