El hogar para adultos mayores Alfredo y Delia González Flores, se encuentra en riesgo debido a la falta de recursos que los aqueja.

En el centro atienden a 80 adultos mayores, a quienes se les brinda techo, alimentación,
acompañamiento médico e incluso terapia ocupacional.

Estamos recurriendo a la bondad de todo el pueblo para que sea parte de todo este proyecto, de toda esta campaña, que a través de la ESPH queremos llevar adelante. Si nos unimos lograremos sacar adelante la tarea, si nos hacemos indiferentes lamentablemente el hogar tendrá que cerrar sus puertas”, aseguró el sacerdote Luis
Enrique Guillén, quien preside la fundación a cargo del centro.

Por esta razón la Empresa de Servicios Públicos de Heredia realiza una campaña en
conjunto con el hogar para captar recursos para los adultos mayores.

La idea es que una cuarta parte de los 80 mil abonados de la ESPH donen 500 colones
mensuales, por medio de los recibos de agua o energía, para poder así recaudar los 10
millones mensuales que necesita este centro.

Creemos firmemente en la oportunidad que tiene la Empresa para cobrar a través de sus recibos una cantidad que todos los heredianos podemos brindar. Fueron personas productivas que hicieron grande esta provincia y nos parece oportuno ayudarles a que
tengan buena calidad de vida”, afirmó Laura Castro Chaves, Directora del área comercial
de la ESPH.

A pesar de que el centro recibe ayuda del Conapam y de la Junta de Protección Social, los
recursos solamente alcanzan para cubrir el 40% de los gastos mensuales.
Actualmente trabajan 56 personas en el cuidado de los 80 adultos mayores.

80% de los ancianos no tienen a nadie más

A sus 92 años el sacerdote Marco Tulio Chinchilla es uno de los consentidos del Hogar de Ancianos Alfredo y Delia Gonzalez Flores.

El sacerdote llegó al centro en el 2007, poco después de cumplir 50 años ejerciendo su
vocación. En ese momento el padre Chinchilla, como le dicen de cariño en el centro,
estaba con una condición deteriorada de salud, incluso no recuerda quién lo llevó al
hogar.

Dios ha permitido que a través del hogar me haya curado de todo… Llegué al hogar en noviembre del 2007, estoy contento y agradecido con todos”, afirmó el longevo sacerdote.

El padre Chinchilla es uno de los 80 adultos mayores que viven en el hogar. Incluso, ocho
de cada diez no tienen familia, ni a nadie que los ayude económicamente, por lo que
dependen de las ayudas que le brinden al centro.

A los heredianos hay que decirles que hay muchos ancianos que necesitan de ellos. Nosotros necesitamos la colaboración de todos y aquellos que puedan hacerlo”, comentó el padre Chinchilla.

Las edades de los adultos mayores que se encuentran en el hogar rondan entre los 62 y
los 102 años.

¿Cómo podemos ayudar?

Quienes deseen ayudar por medio de los recibos de agua y energía de la ESPH pueden
seguir los siguientes pasos:

1. Ingresando a nuestra página web, en la ruta: Servicio al Cliente – Colaboración Hogar
de ancianos y llenar el formulario electrónico (adjuntar foto de la cédula de identidad). O

bien puede ingresar directamente al siguiente link: https://www.esph-sa.com/index.php/hogar-de-ancianos y llenar el formulario.

2. Llenando las boletas que se estarán entregando en las diferentes iglesias de Heredia
durante los próximos dos meses (área de cobertura ESPH). Las mismas iglesias se
encargarán de recogerlas y hacérnoslas llegar junto con una imagen de la cédula del
dueño del servicio.

3. Ingresando al banner publicitario de la campaña que estará en la sección principal de
la página web de la ESPH y dar click para colaborar.

El monto a donar se cargará automáticamente todos los meses al recibo del cliente por
tiempo indefinido. Pueden cancelar la afiliación cuando guste llamando al 2562-3774 o
enviando un correo a info@esph-sa.com . La donación no tiene impacto en el cobro del
IVA.

Además, el hogar pone a disposición la cuenta IBAN: CR61015201001048692145  en el Banco de
Costa Rica para donaciones. También pueden contactar al centro a los teléfonos 2262-
4960 o al 2237-1321.