Ca Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) impulsa un ambicioso programa en el que apuestan a la innovación en todas sus áreas sustantivas desde la generación, distribución y comercialización de la energía eléctrica. 

Los medidores convencionales o tradicionales quedarán atrás para dar paso a la instalación masiva de medidores inteligentes.Esta tecnología permite una interrelación remota de la lectura del  consumo eléctrico permitiendo una facturación más precisa, la detección automática de fallas en el suministro para una atención más oportuna y a su vez garantiza la conexión y desconexión a distancia de manera inmediata. 

Tenemos ya cerca de 70 mil medidores operando en sectores de Barva, Santa Bárbara, San Joaquín y algunos sectores de San Rafael abajo de Alajuela pero el proyecto que se  está masificando está centralizado en los sectores que nos administra la sucursal de Escazú; vamos a impactar positivamente a Ciudad Colón, Santa Ana, Pavas, Alajuelita, Escazú y  algunos sectores de Hatillo y Mata Redonda, iniciamos con la instalación a finales de agosto de este año y esperamos concluir en diciembre del 2020” puntualizó Adán Marchena, subdirector comercial de la CNFL. 

Los medidores inteligentes dada la tecnología con la que vamos a operar nos permitirán  de forma automática determinar y administrar si los mismos están siendo manipulados, estamos hablando de posibles hurtos de energía” señaló Erick Esquivel, jefe de la Unidad de Administración y Control de Distribución. La compañía ha detectado 427 hurtos sin que medie una denuncia. 

La instalación de 113 000 medidores inteligentes al suroeste de San José posicionará a la sucursal de la CNFL de Escazú como la primera del país 100% inteligente. 

Esquivel destacó por otra parte, que la CNFL atendió más de 2000 averías sin que se diera  un reporte del cliente, esto gracias a una plataforma digital que permite identificar alertas antes que el cliente las perciba. Dichas alertas son comunicadas a las cuadrillas de campo para la respectiva atención en aras de reducir los tiempos de interrupciones del servicio eléctrico. 

Entre otras innovaciones destacan 10 plantas de generación de energía con fuentes 100% renovables las cuales tienen el 90% de sus procesos automatizados. “Nosotros generamos por el orden de un 10%  a un 15% de la energía que vendemos lo que nos permite un ahorro en recursos en todo el proceso de generación y finalmente tener costos menores que impactan también nuestras tarifas” concluyó Victor Solís,  Gerente General de la CNFL.