El Laboratorio de Pruebas de Paternidad de la Caja Costarricense de Seguro Social realiza unas 104 pruebas por semana.  Según datos estadísticos de la CCSS, un 75% de los casos resultaron positivos, es decir se confirma la paternidad.

La solicitud del examen de paternidad debe efectuarse mediante una cita que otorga el Registro Civil, la prueba tiene una certeza del 100%. Una vez que obtengan dicha cita, se convoca a  la madre, niño o niña y a su presunto padre; a los adultos les efectúan una muestra de sangre y a los menores de edad una  prueba del epitelio bucal. Los resultados se entregan en un tiempo menor a 15 días hábiles, luego de que el laboratorio recopila las muestras.

Como una de las novedades, recientemente se incorporó la huella digital para identificar a las personas que recurren a esa dependencia para verificar o descartar la paternidad. Esta nueva opción tecnológica evitaría la suplantación de identidades. En la actualidad existe un proceso de investigación de una persona que llegó a efectuarse la prueba y al parecer no era el  presunto padre del menor, sino su hermano gemelo.

Según destacó el doctor Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS,  la implementación de esta tecnología permitirá a su vez identificar a los presuntos padres cuando no presentan documentos, ya que  la huella digital permite determinar con certeza que la persona que está allí es a quien se le solicitó la presencia y la realización de las pruebas correspondientes.

El Laboratorio de Paternidad existe desde el 2002, pero recibió la acreditación mediante la ISO 17025 un año después.  Actualmente funciona en el edificio Hoissar frente al servicio de Emergencia del hospital San Juan de Dios, sobre Paseo Colón.