La Sala de Sesiones del Hospital de San Carlos se convirtió en el escenario para llevar a cabo la boda civil entre Lucía Aguilar y Chris Ec. La abuela de la novia y el padrino de bautizo sufrieron un quebranto de salud que les implica permanecer internados en dicho centro hospitalario.

Aunque para muchas personas la boda fue poco usual,  para los ahora esposos  significó un acto muy importante ya que las personas internadas tienen un gran significado en sus vidas. Es por ello que antes de decidir postergar su boda, prefirieron solicitar una autorización al hospital para efectuar el acto en sus instalaciones, tomando en cuenta que en dicho espacio permanece internada la única abuela de la novia y su padrino de bautizo.

Teníamos todo planificado desde hace meses pero dado el problemita de salud que sufrió mi abuelita y mi padrino nos puso a mi novio y a mí a buscar posibilidades. Una era cancelar la boda y la otra buscar el permiso para que nos dejaran casarnos en el hospital y así ellos estuvieran presentes. Mi abuela y mi padrino son muy importantes en mi vida y no podía concebir que no estuvieran en este momento tan importante de mi vida” comentó Lucía Aguilar a Henry Segura, Director de Comunicación y Proyección Social del Hospital de San Carlos.

Para el Hospital San Carlos más que un acto de solidaridad es un acto de humanidad y de compartir nuestras instalaciones con los asegurados que son realmente los dueños de ellas, por eso se unieron esfuerzos para habilitar la sala de sesiones. Es parte del principio de solidaridad que no solamente se tiene que presentar cuando hay enfermedad; hay que tomar en cuenta que acá tratamos humanos y somos personas atendiendo persona” enfatizó el Dr Edgar Carrillo,  Director General del Hospital San Carlos.

Fuente y Fotografías: Henry Segura.