Unas 2000 personas marcharon en Guararí de Heredia para pedir fin a la violencia que se viven en los hogares, escuela y comunidad. Con diversas pancartas alzaron su voz para decir un rotundo NO a la violencia contra niñas, niños y adolescentes.

«El éxito de la marcha es producto de la unión de recursos, esfuerzos y propuestas de las distintas fuerzas comunitarias, que permitió concretar un sueño y convocar de manera masiva a la comunidad con un objetivo que muchas personas comparten, vivir en una comunidad sin violencia y que respeta los derechos de las niñas, niños y jóvenes”, señaló Marianela Vargas, Coordinadora Programática del Centro Cívico por la Paz de Heredia.

Un grupo de organizaciones comunitarias llevó a cabo esta iniciativa, entre ellas Tierra Fértil, Seprojoven, Unbound, las Asociaciones de Desarrollo de Guararí y de la Milpa, el Comité de Los Sauces y el Centro Cívico por la Paz. Además colaboraron los Guías y Scout de la comunidad de Los Lagos, la Juventud de Cruz Roja de Heredia, estudiantes de Antropología de la Universidad de Costa Rica, la Banda de la Escuela de Guararí y la Banda de esta comunidad “Revolución”.

Con esta actividad se culminó la campaña “Ganándole a la violencia”, la cual muestra noticias buenas y malas de la vivencia de las personas menores de edad alrededor de la violencia vivida en la familia,  la escuela y  la comunidad.