• Jornada Nacional “Salvando la Vida de las Mujeres” hace un llamado a la denuncia

“Tenemos un profundo dolor por lo que está sucediendo, es impresionante que en nuestro país en diez días, cinco mujeres han muerto en manos de sus compañeros, nuestro principal mensaje es que no vamos a permitir que sigan matando a nuestras mujeres, no sobra una sola mujer para permitir o tolerar que la violencia siga creciendo” subrayó Alejandra Mora, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta del INAMU.

Las declaraciones de Mora se suman a la preocupación general que se percibe en nuestro país, respecto a la creciente violencia en contra de las mujeres. En lo que llevamos del año se registran 8 femicidios, es decir mujeres muertas a manos de sus parejas o ex compañeros de vida; seis de ellas tenía edades entre los 18 y 27 años.

Las especialistas insisten en que la violencia no solo se ejerce en contra de las mujeres, sino que esas circunstancias afectan a los niños y niñas; afirman que también existen probabilidades de que aprendan a reproducir esos patrones de violencia.

Un aspecto que preocupa aún más a las autoridades es que en la mayoría de los casos de mujeres víctimas de femicidios, no se había interpuesto ninguna denuncia de violencia.

“La ciudadanía tiene que hacer algo, no hacemos nada si el vecino, el hijo o la hija no ponen la denuncia, no llaman, necesitamos de una alerta, pero de una alerta temprana; esa acción puede hacer la diferencia, no seamos indiferentes hagamos lo que Costa Rica sabe hacer, defender a nuestras mujeres para que estas no mueran” enfatizó Doris Arias, Magistrada de la Corte Suprema de Justicia.

La situación motivó a que la institucionalidad nacional reforzar acciones conjuntas en busca de frenar situaciones de violencia intrafamiliar. La policía tiene la directriz de priorizar en el tema; a ello se suma una campaña informativa de dónde y cómo proceder a realizar las denuncias respectivas, o bien consejos de cómo buscar ayuda ante situaciones de violencia.

“Condenamos estos hechos y hacemos un llamado a que denuncien, si hay conocimiento de casos de violencia intrafamiliar no duden en llamar al 9-1-1 o a la delegación más cercana, nuestros oficiales de seguridad tienen la directriz  de priorizar sobre este tipo de denuncias; tienen la obligación de que cualquier otra cosa está sujeta a que se atienda primero una denuncia de violencia intrafamiliar” recalcó María Fulmen, Viceministra de Seguridad Pública.

Además a partir del 6 de abril, se realizarán cabildos abiertos en las zonas donde se han registrado femicidios. Los cabildos abiertos son un instrumento de la democracia costarricense establecido en el Código Municipal y consiste en la convocatoria de la ciudadanía para discutir y reflexionar en temas de importancia.

“Del 100% de los incidentes que ingresan a la plataforma 911, el 8.5% son casos de violencia intrafamiliar, esto significa que en promedio en los últimos dos años se han registrado entre 105 mil y 106 mil incidentes de violencia; me uno a hacer un llamado a la comunidad para que llamen y denuncien; ayudemos a esas personas que quizá por diferentes circunstancias no lo han podido hacer” recalcó Guiselle Mejía, Directora del Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1.

La violencia contra las mujeres también se da en el ámbito laboral. La Viceministra de Trabajo Nancy Marín, comentó que a través de una guía de inspección en centros de trabajo se evidenciaron cerca de 800 infracciones por hostigamiento sexual  y 300 despidos a mujeres embarazadas. De ahí la importancia que también la empresa privada sume acciones frente a este flagelo.

Según datos del INAMU entre los años 2014 y 2017 se atendieron en los albergues de esta institución 1585 mujeres en riesgo de muerte, el alojamiento incluyó a sus hijos e hijas ( 2366 menores de edad). Además unas 7 mil mujeres al año acuden a la Delegación de la Mujer y a las Unidades regionales del INAMU, en donde reciben ayuda psicológica, legal y el acompañamiento de trabajadoras sociales.

“Urge dejar de naturalizar  la violencia, no podemos ser indiferentes ante lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, en la casa al lado, en nuestro barrio o comunidad. La indiferencia mata. No podemos seguir culpabilizando a la víctima, ella no buscó su muerte, la asesinaron” destaca la Defensoría de los Habitantes, a través de un comunicado de prensa.

En el 2016 y en el 2017 se perpetraron 26 femicidios respectivamente. Este año,  en menos de un trimestre, 8 mujeres también han sido víctimas de femicidios: Kimberly Barrantes de 20 años, Grettel Téllez de 18 años, Karen Jiménez de 27 años, Rita Arias de 27 años, Mariana Leiva de 36 años, Maritza vargas de 25 años, Paula Vargas de 19 años y Sonia Navarro de 67 años.

No dejemos que estos casos sean vistos como estadísticas. Una denuncia a tiempo podría evitar más pérdidas humanas.